15 sept. 2011

Capítulo 8 (parte 2)

Caminando bajo la sombra de aquellos árboles, no hacía tanto calor.
Sus pulmones respiraban el aire puro y sano que emanaban las hojas que tenían encima de ellos. Ya llevaban un largo tiempo de paseo, sin saber qué hacer, a donde ir... Sin rumbo.
Decidieron  sentarse en un banco que había en el Paseo Marítimo para contemplar las olas del mar, que iban y venían jugando con la blanca arena de la playa.
-Qué sensación tan agradable-exclamó Daniel mientras olía el aroma fresco de la mañana. 
-Ya, ¿verdad? -asintió la chica sin saber más que decir. La noche anterior estaba tan presente en sus pensamientos, que no se los podía sacar de la cabeza. Ya no sabía qué era lo que sentía realmente.
La mañana transcurrió plácida y serena. Fueron al Lily´s Café, que aunque fuera un lunes festivo, estaba abierto. Pasaron allí gran parte del mediodía y de la tarde, los dos intentando olvidarse de todo y disfrutar del momento.
-¡Y se quedó con un palmo de narices!-se rió Emma tras haber contado una anécdota que le había pasado hace un tiempo.
-¡Madre mía! ¡No me puedo reír más!-Daniel se llevo la mano a la barriga, que le dolía de tantas carcajadas.
Se quedaron callados, cada uno mirando la taza de café que tenían en las mesas. Emma levantó la vista levemente para mirar que cara tenía Daniel en ese momento. No lo pudo ver con claridad, ya que su flequillo le tapaba gran parte de los ojos. Aún así pudo ver que brillaban con la luz que entraba por la ventana que tenían al lado. El chico que tenía delante la quería... ¿Por qué a ella, habiendo millones de chicas por el mundo? De repente, él levantó los ojos, haciendo que sus miradas se cruzasen. Su cara... la de un niño pequeño asustado que ha dicho un mentira, y tiene miedo de que le pillen...
-Bueno... em..-empezó a decir Daniel saliendo de la imnopia- ¿nos... nos vamos ya?
-Si, mejor. Nos vamos ya.


Serían las seis y cuarto de la tarde cuando salieron del lugar, dirigiéndose hacia la casa de Daniel, cuando una voz interrumpió sus pasos.
-¡Emma! ¡Hola, cariño!-Inés le plantó dos besos y un gran a brazo, mientras que Alberto, que estaba a su lado, estrechó la mano a su amigo amistosamente.
-¿Qué tal?-preguntó Emma, pero luego corrigió al ver a sus amigos juntos-Bueno, veo que estáis bien- se rió. Alberto cogió por la cintura a Inés.
-Y vosotros tampoco estáis mal, ¿no?-Inés lo preguntó con picardía, y tanto Emma como Daniel, se sonrojaron.
-Oye, ¿y qué tal te van las heridas?- preguntó Daniel intentando cambiar de tema mientras señalaba una de las heridas que Alberto tenía en la cara.
.Bueno, no se puede decir que vayan genial, pero sí tirando. Gracias a la enfermera que tengo a mi lado estoy mucho mejor-sonrió a Inés.
-Ay... ¡bobo!-se dieron un pequeño beso- ¿A dónde íbais?-preguntó rápidamente.
-Ibamos ahora hacia mi casa, pero si queréis tomar algo...-propuso Daniel.
-A mí me da igual, ¿tú qué  dices?- la palabra la seguía teniendo Inés. Alberto asintió. No le importaba.
Como siempre, Inés agarró a Emma por el brazo para poder hablar ellas solas, mientras Alberto y Daniel se quedaban atrás, conversando ansiosamente de la moto que acababa de pasar delante de ellos.
-¿Y bien? ¿Qué paso?- esta vez de adelantó Emma.
-Buf..-le vino la sonrisita tonta- Muchas cosas-Inés empezó a contarle todo lo que había pasado aquella noche. Cuando le acompañó a Alberto hasta su portal, y se ofreció para ayudarle, cuando él se había negado, cuando finalmente ella desistió... y lo más importante... que la besó.
-Y... no sabes cómo me supe en ese momento-dijo.
-¡Madre mía! ¡Pero eso es... genial!-gritó Emma abrazando a su amiga. Mientras tanto, Alberto las vio sonreír, y supuso de lo que estaban hablando. No puedo contener una pequeña sonrisa.
Daniel, de repente, soltó una pregunta que le pilló muy desprevenido:
-Fueron ellos los que te hicieron todo eso, ¿no?
Al principio, Alberto no sabía de lo que le estaba hablando, hasta que volvió en sí, y eso le hizo recordar todo lo que le habían hecho. Aquellas marcas que tardarían en pasarse.
-Sí. Fueron ellos.



7 comentarios:

  1. :O PERO QUE MONOS SON ENMA Y DANI ;D SI ES QUE ESTAN ENAMORADOS ESTA CLARISISIISMAMENTE CLARO ;D espero el siguiente con muchisisismas ganas porque tengo ya ganas de saber quienes son esos ´´ellos `` :O besos

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja muchisimas gracias Alba!! :D Nos encanta de que te haya gustado !! en el siguiente capitulo sabras lo que le ha sucedido a Albeerto...

    ResponderEliminar
  3. Mee gustaaa mucho es un poco lioso peor si lo lees dos veces se entiende, aver si escribís pronto otro capituulo que quiero saber que le paso a Alberto!
    Unn beeso!

    ResponderEliminar
  4. lo habia leido hace tiempo pero olvide comentar :) me encanta ;) estoy impaciente por saber que le pasa a alberto pero con los horarios de este año (me entendeis) no se si nos dara tiempo a leer y escribir :) jajajajajja os amoo!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Acabo de empezar a leer tu historia y ya me he quedado enganchada! Los que más me gustan son Emma y Daniel, me encantan. Espero capi!

    ResponderEliminar
  6. Gracias a tdos!! :D La luz de mi osucuridad : tranquila q seguro q podremos :D y EverDamen: Gracias por comentar y q t guste :D

    ResponderEliminar
  7. Oye EverDamen, esos no son los nombres de lo portas de la saga de LOS INMORTALES?? XD me encanta este capítulos como los otross ^^un besoo

    ResponderEliminar

HECHO POR Siempre Juntos