28 may. 2011

Capítulo 1

-¡Dios mío, no se puede ser más coñazo! -gritó Sara.
-¡Ese profesor está mal de la cabeza! -siguió gritando Inés.
La verdad, la clase de Biología de hoy había sido horrible, en realidad el día de hoy había sido horrible. No habían parado de copiar en la libreta todo ese rollo de la división celular, Sara casi se desmayó en la clase de Educación Física y a Emma le entró un dolor de cabeza tremendo ya con solo saber que el profesor de Matemáticas no iba a faltar.
Salieron del instituto rápidamente. Aire libre, por fin.
-Bueno chicas, hay que pensar las cosas buenas...-Emma se quedó pensativa-¿hay alguna cosa buena?
-La única cosa buena que veo es esa de allí-dijo Inés señalando a Alberto.
-¿Aún sigues obsesionada?-preguntó Emma. Alberto era uno de los chicos de su pandilla.
-Cállate, no estoy obsesionada.
-Qué te crees, ¿que por ser rubia soy tonta?-se rió. Llamó a Alberto, pero pareció ser que tenía mucha prisa, ya que ni siquiera giró la cabeza al ver que una de sus amigas aclamaba su atención. Solamente hizo un gesto con la mano en señal de despedida, y siguió corriendo.
Era un lunes de febrero por la mañana y, aunque pareciera raro, el sol calentaba con fuerza.
Emma estaba caminando con sus dos mejores amigas de vuelta a casa, como todos los días. Hoy no sabía por qué, pero se encontraba feliz, aún con todo lo que le había pasado en aquella ajetreada mañana.
-Para mí, sólo el sol despeja la mente y alegra el corazón, ¿verdad?-dijo.
-Tú y tus frases, Emma, tú y tus frases...-se rió Sara- A propósito, no sé si os habéis dado cuenta de que acabamos de pasar mi casa, así que yo ya me voy a tener que ir despidiendo-le dio un beso a cada una de sus amigas y se despidió por última vez antes de entrar en su casa.
-¡¡Emma!!-se oyó una voz a lo lejos.
Emma se giró y vio una silueta corriendo hacia ella. Se echó a reír.
-¡Daniel, vamos, que no llegas, y estás a punto de ganar la maratón!-bromeó Emma.
-Muchísimas gracias por esperarme, querida amiga-se burló Daniel.
-Bueno, mi casa está por allí-empezó a decir Inés- así que os tendré que dejar solos. No crucéis la calle salvo que sea una emergencia, ¿os ha quedado claro?-se rió. ¡Hasta mañana!
Daniel era el mejor amigo de Emma. Se conocían desde la guardería ya que sus padres eran grandes amigos desde hacía tiempo y hacían muchas cosas juntos, entre ellas, apuntar a sus hijos a la misma guardería.
Casi todos los días, Daniel acompañaba a Emma hasta su casa y así, como decía él, no tendría que aguantar tanto a su madre y a su padrastro.
-La verdad-empezó a decir-es que hace un día precioso...
-...Igual que tu sonrisa-terminó la frase Emma, y los dos se echaron a reír. Todos los días, lloviese, granizara o hiciese sol, Daniel decía eso, y a Emma la verdad, es que le hacía sentirse mejor.
Llegaron a la casa de Emma y Daniel se despidió con un "tu y yo siempre juntos", como lo hacían en su película favorita "Señales del futuro".
Emma entró en su casa.
-¿Hola? Ya estoy aquí-dijo. Su padre todavía no había llegado, ya que su chaqueta no estaba colgada en el perchero, y eso significaba que su madre tampoco, porque, al trabajar en lo mismo, siempre venían juntos.
Oyó un ruido en la cocina, y supuso que su hermano estaría haciendo la comida. Dejó la mochila a un lado, y se puso manos a la obra para hacerle la vida imposible a Miguel.
-¡Qué pasa, hermanito!- le gritó al tiempo que se lanzaba a su espalda.
-Si es que tranquilo, uno no puede estar-dijo amargamente.
-¿Qué tal con Verónica?
-Ya te he dicho mil veces que ni me gusta ni estamos saliendo. Si viene papá te la vas a cargar.
-Papá ya sabe que como naciste tonto, alguien tiene que cuidar de tí, ¿no?, y lamentablemente me ha tocado a mí-se rió.
Miguel empezó a correr por toda la casa con la intención de que su hermana se cayera al suelo. Sabía de sobra, que con la de veces que Emma se había tirado encima de él, ya estaba lo bastante acostumbrada como para no caerse.
Al final, Emma desistió y se fue a tierra firme. De repente notó un pequeño olor repugnante proveniente de la cocina.
-Oye, ¿no te huele un poco a quemado?-preguntó.
-¡Mierda, la comida!-dijo Miguel corriendo.
Emma siguió a su hermano. Tosió al respirar el humo de la habitación.
-¡Oh Dios!-dijo Miguel sacando el pollo chamuscado del horno- ¡Joder, y ahora qué comemos!
-Creo que papá tenía guardado unos pimientos rellenos-se dirigió a la despensa.
-¿Pero esas no las guarda para alguna emergencia?
-Morirse de hambre es una emergencia, tonto.
-¡En esta casa no se puede decir nada!-se quitó el delantal y lo colocó encima de una de las sillas.
Prepararon la gran velada y se sentaron a comer.
-Aún sigo teniendo hambre-suspiró Miguel tras terminar sus dos pimientos rellenos.
-Mira, así adelgazas un poco, que no te vendría mal -se rió su hermana.
-¿Me estás llamando gordo?-protestó mientras recogía la mesa.
En ese momento llamaron a la puerta. Emma se levantó a abrirla.
-¿Qué hacéis aquí?

13 comentarios:

  1. Esta muy bieen!! estoy deseando que salga el segundo capituloo!! :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! dentro de nada saldrá la 1ª parte del capítulo 2!!

    ResponderEliminar
  3. Deberíais mejorar en los tiempos(en esto se equivoca mucha gente), ya que a veces los confundís.
    Por lo demás, están muy bien. Me ha enganchado desde el principio, y no me parece la típica historia de vida perfecta en la que se trunca todo... No sé si me explico.
    Además, escribís mejor que muchas de las "escritoras" que tienen muchos seguidores por blogger.
    Seguid así, que llegaréis lejos :)

    ResponderEliminar
  4. Okmuchas gracias con lo de los tiempos te refieres a los tiempos verbales?

    ResponderEliminar
  5. Pinta bastante bien. Seguiré leyendo ;D
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. todavía algo traumatizado por el final de la peli xD, pero la historia está genial! Os sigo ( mi nombre es Marcos):) Ahora voy un poco justo de tiempo, pero en cuanto pueda seguiré leyendo, seguid así! Os recomiendo en mi estado :)

    Por cierto, si os apetece podríais pasaros por mi blog,es: http://historiasdeunwildcat.blogspot.com/. En él estoy escribiendo varias historias (de hecho, una de ellas está ya acabada, "Desde el lago"). Echadle un vistazo y me decís que os parece.

    Espero que os guste! :D

    ResponderEliminar
  7. Marcos, si quieres nos puedes agregar en el Tuenti. Lo tenemos puesto en la parte de "Contactar".
    Nos alegra que te guste :)
    Muchisimas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, como trending toppic de historia de amor y vida cotidiana no esta mal.
    P.D:Basarse en los guiones del genero romantico americano no es algo nuevo. Y tampoco gratificante de leer cuando hay tanto por ahí.

    Besitos :3

    ResponderEliminar
  9. ya os tengo agregadas :) mi tuenti es "Historias de blog".
    Y muchas gracias por seguirme en el blog! :D

    ResponderEliminar
  10. Vaya, pues me ha recomendado esta historia una amiga vuestra, Charlotte :)
    Y la verdad es que sólo me he leído este capítulo, pero poco a poco me los iré leyendo todos ^^
    Me ha encantado, y voy a seguir leyéndolo :)
    Iba a decir "seguid así", ¡pero ya habéis seguido! jajajajaja ...
    Buenos, pues nada que un bezaso, que os sigo, y que si os apetece, que os paséis por mi blog:
    http://todoporunamorverdadero.blogspot.com/

    Un beso muy fuerte ♥

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias! ya te comentamos y te seguimos ! un beso enorme :D

    ResponderEliminar
  12. Interesante¡ Muy bien escrita y absorbente Espléndido

    ResponderEliminar

HECHO POR Siempre Juntos